1.15.2014

Confitura de frambuesa

Comparte esta historia en:


Escoger las frambuesas, limpiarlas con un paño y extraer los rabillos si los tuvieran. Azucarar agua dependiendo de la cantidad que vallamos a hacer y ponerla a calentar en una olla alta. Cocer hasta alcanzar el punto de bola flojo, es decir que, cuando se introduce una espumadera en el almíbar y se sopla, se forman burbujas y estas se desprenden.

Sumergir las frutas en el almíbar y retirarlas con la espumadera 3 minutos después de que se reanude la ebullición. Repartirlas en los envases.
Añadir a este almíbar 3 cucharadas soperas de jalea de manzana para dar a la confitura la consistencia adecuada, ya que las frambuesas son pobres en pectina. Volver a llevar el almíbar al punto de bola flojo y verter sobre la fruta.
Tapar los botes en caliente y ponerlos boca abajo hasta que se enfríen por completo. Para mayor seguridad, pueden esterilizarse 10 minutos al baño maría.

0 comentarios:

Publicar un comentario