1.05.2012

Con un lápiz y los cadáveres de las últimas moscas de Otoño

Comparte esta historia en:

Cuando el diablo no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo, igual que un parado.













Enlace

0 comentarios:

Publicar un comentario